Brasil: La presa hidroeléctrica de Belo Monte volvió a ser foco de atención

Potencial de bauxita e de ouro em Belo Monte
El gobierno de Dilma Roussef apenas ha comenzado y ya se encuentra enfrentando una movilización virtual en su contra -y el tema es el ambiente. El 7 de enero, el Ministro de Minas y Energía, Edison Lobão, declaró que la licencia de construcción para la la Represa de Belo Monte sería “anticipada”, de modo que la construcción comenzara en febrero. La posición de Ibama (el Instituto Brasileño del Ambiente y Recursos Renovables) es que el ministerio aún tiene que proveer pruebas de la viabilidad ambiental de este proyecto. Días después, el 12 de enero, Abelardo Bayma, presidente de Ibama, renunció al puesto que había ocupado desde abril de 2010, alegando razones personales. De cualquier modo, el blog Político, hospedado por la revista Época, publicó un artículo acerca los que podrían ser sus verdaderos motivos [pt]:

Em reuniões com a diretoria da Eletronorte há dez dias, Abelardo se negou a emitir a licença definitiva para a construção da usina. Ele argumentou que o IBAMA não poderia emitir o documento porque o projeto ainda está cheio de pendências ambientais.
 En reuniones con la directiva de Eletronorte hace diez días, Abelardo se negó a emitir la licencia definitiva para la construcción de la represa. Él argumentó que IBAMA no podría emitir el documento puesto que el proyecto está lleno de controversias ambientales.

El blogger y periodista Leonardo Sakamoto considera que la presa hidroeléctrica de Belo Monte, que está planificada para el río Xingu, en el estado de Pará, “es quizás el proyecto más controversial en el Programa de Aceleración de Crecimiento (PAC, por sus siglas en portugués)” - uno de los principales programas del gobierno. Él comenta en el artículo [pt] publicado en Político y critica el proyecto:

De qualquer forma, o ponto é o seguinte: Belo Monte será um grande gerador de impactos sociais e ambientais. Por exemplo, o Ministério Público Federal avalia em cerca de 40 mil o total de atingidos – incluindo populações tradicionais e indígenas.
De cualquier modo, el punto es el siguiente: Belo Monte será un gran generador de impactos sociales y ambientales. Por ejemplo, el Ministerio Público Federal estima en alrededor de 40 mil el total de afectados -incluyendo poblaciones tradicionales e indígenas.
Movilización y petición online

Tan pronto surgió esta controversia acerca de la licencia de la represa, el sitio de peticiones online Avaaz lanzó una petición, convocando firmas con urgencia. El 17 de enero, cinco días luego que la petición fuera creada, Avaaz anunció con orgullo que la meta de 150.000 firmas había sido alcanzada. Ese día, la petición sobrepasó las 275.000 firmas, lo que puede atribuirse parcialmente a la movilización a través de Twitter. Los usuarios tuitearon el mismo mensaje varias veces en los últimos días:
Assine a petição contra Belo Monte: impeça este desastre ambiental na Amazônia! http://avaaz.org/parebelomonte
Avaaz también generó una versión en inglés del mensaje de Twitter:
Sign the petition to stop the Belo Monte dam in the Amazon! @Avaaz avaaz.org/en/belo_monte/...
¡Firma la petición para detener la represa de Belo Monte en el Amazonas! @Avaaz avaaz.org/en/belo_monte/...
Entre esos usuarios, Andréa (@AndrelBarbour), expresó su interés en conocer más sobre la represa:

Aproveitando pra ler mais sobre a questão de Belo Monte.. É importante q a gente saiba direitinho o q ta acontecendo, diz respeito a tds nós!
Aprovechando para leer más sobre el tema de Belo Monte… Es importante que la gente sepa realmente lo que está ocurriendo, ¡nos concierne a todos!
Del otro lado está el blogger Alexandre Porto, quien escribió el artículo “Eu não assino petições contra a Belo Monte” [pt] (que se traduce como “Yo no firmo peticiones para detener a Belo Monte“) en su blog. A pesar del impacto ambiental, él cree que el proyecto tiene aspectos positivos. Añade que la movilización para detener la represa es un ejemplo de lo que llama “ambientalismo santuarista”, que se preocupa más de la protección que de la situación socio-económica. En su artículo, refuta cada párrafo de la petición de Avaaz:

Já os pouco mais de 500 índios, que moram a jusante da barragem principal, onde o volume de água diminuirá no período de chuva, poderão ser realocados em nova aldeia, vizinha aos canais ou ao próprio reservatório principal.

Los poco más de 500 indígenas, que viven justo junto en la presa principal, donde el volumen de agua disminuirá en el período de lluvias, podrían ser reubicados en una nueva aldea, cerca de los canales o en en propio reservorio principal.

[Belo Monte] […] envolve danos sócio-ambientais é óbvio, mas em alguma medida qualquer fonte energética pede seu preço. Produzir uma média segura de 4.000 MW durante o ano, com picos de 11.000 MW, é complexo para qualquer matriz, mesmo as aparentemente mais brandas.

[Belo Monte] […] obviamente involucra daños socio-ambientales, pero en alguna medida, cualquier fuente energética tiene su precio. Producir una media segura de 4.000 MW al año, con picos de 11.000 MW, es complejo para cualquier fuente, incluso para aquellas aparentemente menos dañinas.

Infográfica que muestra las represas y reservas, proyectadas para la región conocida como Volta Grande, a lo largo del río Xingu. La imagen fue publicada en el blog de Alexandre Porto; la fuente original es el periódico O Liberal del día 3 de febrero de 2010.


Repercusiones de la presa de Belo Monte

Resaltando el impacto del proyecto en las poblaciones indígenas y tradicionales que viven en las márgenes del río Xingu, Elisa Thiago escribió sobre la presa de Belo Monte Dam para Global Voices, en octubre de 2010. Elisa resalta que la resistencia de estas poblaciones de hecho se originó largo tiempo atrás:

Tras la charla oficial del gobierno sobre “normalidad”, la gente se ha estado organizando en movimientos de resistencia social y medioambiental [pt] en contra de la construcción desde los años 70. Están integrados por indios y habitantes de los ríos cuyo actual modo de vida y medios de sobrevivencia sufrirán un desastroso impacto si se construye la represa.

Belo Monte atrajo atención repetidamente a lo largo de 2010. El 20 de abril de 2010, Greenpeace Brasil llevó a cabo un incisivo acto [en] oponiéndose al proyecto, cuando activistas arrojaron tres toneladas de estiércol frente a la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel, por sus siglas en portugués) en Brasilia, con el mensaje “Belo Monte de… problemas” (en español, “Bella Montaña de… problemas”).

En septiembre de 2010, el Movimiento Xingu Vivo Para Siempre (MXVPS) lanzó [pt] una petición oponiéndose a la represa, que hasta ahora ha reunido más de 5.000 firmas. También lanzó un video [pt], que ha sido difundido ampliamente a través de la blogósfera. El video presenta una simulación sobre cómo la represa y la reserva acuática en el río Xingu afectarían la dinámica natural de la región.

Telma Monteiro, en su blog Telma Monteiro, hizo público, [pt] a fines de diciembre de 2010, el resultado de un estudio [pt] en el cual participó, para la organización Amigos de la Tierra - Amazonia Brasilera y Ríos Internacionales. La investigación analizó posibles riesgos para inversionistas, y lo que indican los resultados es evidente en el título del informe:

O relatório “Mega-projeto, Mega-riscos” vem em bom momento, como um alerta inequívoco de que Belo Monte é ainda um mega-projeto que pode se transformar em mega-obra com mega-riscos para a sociedade.
El informe “Mega-projeto, Mega-riscos” [”Megaproyecto, Megariesgos”] viene en buen momento, como una alerta inequívoca de que Belo Monte es aún un megaproyecto que podría convertirse en una mega-obra con mega-riesgos para la sociedad.
El reporte presenta datos que indican la pérdida de billones de reales [la moneda brasileña] invertidos en la construcción de la hidroeléctrica, incluso al vender la energía producida por un período mayor a diez años. También indica un ratio reducido de producción de energía, puesto que la producción esperada de 4.420 MW corresponde a un 39% de la capacidad instalada de 11.233 MW. Para obtener una idea de la escala de Belo Monte, de ser construida, se convertiría en la tercera presa hidroeléctrica más grande del mundo en capacidad instalada, luego de la presa china Tres Gargantas y de la presa de Itaipu, compartida por Brasil y Paraguay.

Vale recordar que Abelardo Bayma no es el primero en marcharse en medio de presiones por la obra. El callejón sin salida sobre la viabilidad socio-ambiental de Belo Monte es considerado la razón por la cual la ex-ministra de Ambiente (y candidata a las elecciones presidenciales de 2010) Marina Silva salió de su cargo en 2008, y de la partida de Roberto Messias [pt], ex-presidente de Ibama, en abril de 2010. Al igual que Bayma, Messias había vinculado el otorgamiento de la licencia de construcción, al cumplimiento de los requisitos de viabilidad ambiental.

Planeado en 1975, el proyecto hidroeléctrico en el río Xingu fue reconsiderado durante la administración del ex-presidente Lula y ha sido apoyado por la presidenta Dilma, puesto que ésta era miembro de la anterior administración. Mientras que el gobierno brasileño está preocupado por la autosuficiencia en la producción de energía eléctrica, los ciudadanos brasileños usan la blogósfera y Twitter para cuestionar los impactos socio-ambientales de la fuente energética elegida. Belo Monte ha probado ser un intenso juego de tira-y-afloja. Fonte: Global Voices

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

O Cordel da Energia

Qual, é afinal, o papel da Funai?

A Amazônia e a Reserva Nacional de Cobre e Associados (RENCA)